“Los países en desarrollo representan ahora la gran mayoría de los usuarios de Internet, con más de 2.500 millones, en comparación con los mil millones de los países desarrollados.

Según los datos que aporta la nueva edición del estudio “ICT Facts & Figures” realizado por la UIT, el organismo especializado de las Naciones Unidas para las Tecnologías de la Información y la Comunicación, todavía hay en el mundo 3.900 millones de personas que siguen excluidas de los amplios recursos disponibles en Internet, a pesar de la disminución del precio de los servicios TIC. Es más, las cifras que maneja este organismo muestran que los países en desarrollo representan ahora la gran mayoría de los usuarios de Internet, con más de 2.500 millones, en comparación con los mil millones de los países desarrollados. Ahora bien, las tasas de penetración de Internet dan otra imagen, con 81% en los países desarrollados, 40% en los países en desarrollo y 15% en los países menos adelantados.

 

En opinión de Houlin Zhao, secretario general de la UIT, “el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación y, en particular, la banda ancha, pueden ser un gran acelerador de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La interconexión mundial aumenta rápidamente, pero todavía queda mucho por hacer para reducir la brecha digital y traer a la economía digital a más de la mitad de la población mundial que todavía no utiliza Internet”.

Asimismo, este informe revela que la cobertura telefónica móvil es ya prácticamente ubicua, con aproximadamente el 95% de la población mundial, o 7.000 millones de personas, que viven en una zona cubierta por una red móvil celular 2G básica. Por su parte, las redes móviles de banda ancha avanzadas (LTE) se han extendido rápidamente durante los últimos tres años y ya alcanzan a casi 4.000 millones de personas, lo que corresponde al 53% de la población mundial. Ahora bien, aunque el número de suscripciones a la banda ancha móvil sigue experimentando un crecimiento de dos cifras en los países en desarrollo, en los que se alcanza una tasa de penetración de cerca de 41%, el crecimiento de la penetración de la banda ancha móvil es globalmente más lento. En términos generales, se espera que el número total de suscripciones a la banda ancha móvil alcance los 3.600 millones a finales de 2016, en comparación con 3.200 millones de fines de 2015.

 

Por lo que respecta a la banda ancha fija, la UIT espera que las suscripciones alcancen aproximadamente 12% de los habitantes del planeta en 2016, con unas tasas de penetración más elevadas en Europa, América y la Comunidad de Estados Independientes. Por otro lado, el fuerte crecimiento en China está impulsando el crecimiento de la banda ancha fija en Asia y el Pacífico, donde se espera que la penetración rebase el 10% a finales de 2016.

 

Y si tomamos ambos parámetros, servicios de banda ancha móvil y fija, este organismo confirma que los primeros son ya más asequibles que los segundos, con un precio medio de un plan de banda ancha fijo básico más de dos veces más oneroso que el de un plan de banda ancha móvil comparable. Es más, a finales de 2015, 83 países en desarrollo habían alcanzado el objetivo de asequibilidad de la Comisión de la Banda Ancha.

 

Finalmente, el ancho de banda internacional de Internet alcanzó a principios de 2016 los 185.000 gigabits por segundo, con respecto a apenas 30.000 gigabits en 2008. No obstante, la UIT alerta de que este ancho de banda se está distribuido desigualmente en el mundo y de que su escasez sigue siendo un gran obstáculo para la mejora de la conectividad a Internet en muchos países en desarrollo y menos adelantados”.

 

Fuente: http://bit.ly/2akjqMJ