Loading...

Cómo la tecnología está cambiando nuestros trabajos

Los avances tecnológicos realmente no amenazan el empleo, más bien desafían a la fuerza laboral a reinventarse.

La tendencia global es pro-tecnología, tanto así que IDC Research España prevé que para el 2021, la colaboración hombre-máquina impulsará la productividad en un 15%.

IA no amenaza los trabajos

Si bien la inteligencia artificial automatizará diversos procesos laborales y según algunos expertos desaparecerá algunos empleos, muchos otros consideran que esto permitirá crear nuevos empleos.

EPYCE señala en su informe, que los efectos de la automatización en el empleo permitirán un aumento en la creación de nuevos puestos y se prevé que para el 2020 existirá la demanda de 2,1 millones puestos de trabajo, con perfiles que varían desde ingenieros de automatización hasta arquitectos de realidad aumentada.

En este sentido, queda claro que los avances tecnológicos no necesariamente amenazan el empleo, más bien desafían a la fuerza laboral a reinventarse y hacer uso de las capacidades digitales para ser más productivos.

Un estudio publicado por el ‘Center for the Future of Work’, asegura que el tipo de trabajos existentes lleva décadas cambiando por completo para seguir el ritmo de la tecnología. Y en cuanto a la Inteligencia Artificial (IA), que ha ganado detractores entre quienes temen que perjudique sus empleos, el informe explica que a pesar de los avances y cambios que genera la IA, ésta aún sigue necesitando a los humanos para poder operar correctamente en los próximos años.

Asimismo, este estudio afirma que lo único que harán los robots liberarán los trabajos de peor calidad, mientras que nosotros podremos aspirar a otros mejor remunerados (aunque necesitando una mejor cualificación).

Los nuevos puestos de trabajo para los que tenemos que prepararnos

Basado en el estudio de Center for the Future of Work, los 10 trabajos que irán apareciendo en los próximos 10 años son:

  • Facilitador de IT/TI: crear una plataforma de autoservicio automatizada que permita a los usuarios seleccionar las aplicaciones IT deseadas, así como crear asistentes virtuales para mejorar el rendimiento de los empleados.
  • Gerente de Desarrollo de Negocios de Inteligencia Artificial: La IA ayudará a realizar muchas tareas en el futuro, pero las empresas que las desarrollen seguirán necesitando personal cualificado para encontrar clientes que quieran comprárselas.
  • Experto de Edge Computing: encargado de lograr que cada dispositivo de la red desempeñe su propio papel en el tratamiento de la información, y mantener sus sistemas.
  • Analista de Cyber ​​City: Las ciudades del futuro recopilarán datos de sus activos y sus ciudadanos, y hará falta gente cualificada para analizarlos, asegurar su seguridad y reparar los flujos de datos automáticos defectuosos o pirateados.
  • Gerente de equipos Hombre-Máquina: En el futuro cada vez será más común que los humanos tengan que unir fuerzas con robots y software de IA en sus puestos de trabajo, y hará falta un responsable que ayude a optimizar estos trabajos y que máquinas y humanos consigan trabajar bien juntos.
  • Entrenador de bienestar financiero: Con la explosión en la banca digital, los pagos de Bitcoin y los micropréstamos será muy difícil controlar el dinero, y a muchos clientes les costará entender las estructuras de tarifas y las mejores tácticas de gestión financiera. Y alguien tendrá que encargarse de enseñarles.
  • Director de confianza: En el futuro las empresas necesitarán oficiales financieros de confianza y experimentados que trabajen con sus equipos internos para mejorar su presencia financiera, haciendo “malabarismos” con las criptomonedas y la necesidad de una mayor transparencia.
  • Analista de Machine Learning cuántico: La computación cuántica seguirá revolucionando la industria en los próximos años, por lo que hará falta gente capaz de analizar y ayudar con el desarrollo de sus algoritmos.
  • Agente de datos personales: El valor de los datos personales seguirá en aumento, y harán falta “brokers” que ayuden a las empresas a intercambiar y vender los datos en nombre de los clientes, así como rastrear nuevas formas de maximizar la obtención de datos.
  • Controlador de autopistas: Para monitorizar, regular, planificar y manipular el espacio aéreo y vial, monitorizando y programando las plataformas automáticas de IA utilizadas para la gestión del espacio de vehículos autónomos y drones.

¡Conoce lo que el futuro tiene para ti!

2018-09-27T22:23:17+00:00